Desde mi cristal

Share on facebook

La escritura: trabajo pesado

Doy con la piedra. Esculpo un poco.
Veo la esencia, deseo
transmitirla.
Tallo. Esculpo. Rayo. Siento
el polvo de piedra sobre mi lengua.
Trago. Espero.
No aún, aún no.
Falta.
La piedra resulta pequeña.
Opinan. Escucho. Proceso.
Comienzo de nuevo. Otra piedra.
La misma esencia.
Dos piedras. Una fallida. Otra posible.
Tallo. Esculpo. Distinto sabor,
polvo nuevo sobre mi lengua.
Me gusta.
Me gusta como va. Pero.
Le falta. Fluidez, textura,
sentido, métrica, melodía, color.
Escupo polvo de piedra.
Lo trago, lo respiro. Poco a poco
la voy encontrando.
La esencia.
Es mía. La tengo. La abrazo.
Mía. Pincha. Fría.
Le doy calor, respiración.
Esto no acaba.
En cada piedra, yo.
Me espero, me escupo, me abrazo.
En cada esencia, yo.
Me pierdo, me pincho, me respiro.

Trabajar sin red tiene sus complicaciones.