La tía, la guerra

Un brotecito. Eso es “La tía, la guerra”. Una idea inesperada de un proyecto más ambicioso que aún no he terminado. En esta novela en proceso, mi protagonista ve de lejos una escena que la conmueve: la de una madre abrazando a su hijo moribundo en un hospital de campaña durante la guerra de Malvinas.

La desobediente

«La revolución, en este momento, debe ser silenciosa. En un tiempo, cuando sea sólida como la roca, va a estallar y conquistar.
Semper fortis!»

Lo que guarda un caracol

Incluída entre los mejores 20 libros de LIJ de Iberoamérica 2018. Premio Fundación Cuatrogatos (Miami, EEUU) Esta novela surgió de varias vertientes. Una pregunta de un joven desconocido, el comentario de un querido colega que observó que aún no habían aparecido los científicos en mis ficciones, la violencia cotidiana que surge de la intolerancia, la … Leer más